lunes, 13 de febrero de 2012

No hemos sido los primeros, pero seremos los mejores.


"No hemos sido los primeros, pero seremos 
los mejores (Steve Jobs)."

A la hora de desarrollar la idea de tu proyecto emprendedor, o simplemente a la hora de innovar, siempre te vas a encontrar con que la innovadora idea que tenías y en la que has invertido tanto tiempo, ya existe (o una muy similar). ¿Es este un verdadero motivo para desanimarse? De la anterior cita podemos extraer que Jobs no lo creía, y yo, desde mi humilde opinión, tampoco lo creo.
Superado el primer instante de bajón tras ver que lo que queremos hacer ya lo están haciendo otros, hay que contemplar la situación fríamente, valorar qué es exactamente lo que están haciendo, centrarnos en sus debilidades y pensar qué podemos ofrecerle al consumidor para diferenciar nuestro producto.
¿Acaso fue el iPhone el primer teléfono inteligente? NO, pero seguramente fue el mejor de su momento (no desde el punto de vista técnico, que seguramente también, sino desde el punto de vista del valor que generaba este producto para el consumidor), y gracias a esto consiguió captar la atención del público en general, haciendo que una categoría de producto que hasta el momento no había calado hondo en el mercado, se convirtiese en un gadget imprescindible para la mayoría.
Somos 7.000 millones de personas en el mundo y gracias a las telecomunicaciones cada vez el acceso a la información está más democratizado. Visto de esta manera es muy inocente creer que algo que se nos esta ocurriendo en este momento no existe a lo largo y ancho del globo; pero además, si tuviésemos la gran suerte de "ser los primeros", con toda probabilidad alguien (en algún rincón del mundo) ya está pensando e incluso desarrollando una idea muy similar. Es en este punto donde la perseverancia y las ganas de hacer las cosas mejor que nadie marcan la diferencia. Hay que perder el miedo a competir con otros, creer firmemente en nuestra idea e intentar ser cada día mejor. Citando a Will Smith, en un vídeo que publicaré un día de estos:

"Podrás tener más talento que yo, podrás ser más inteligente... Pero si subimos los dos a la cinta de correr, sólo hay dos opciones: 
o tú te bajas, o yo muero (Will Smith)."

No hay comentarios:

Publicar un comentario