domingo, 1 de abril de 2012

Reflexiones necesarias: Buscar empleo en 2012


Lo sabemos todos, la situación económica no está para tirar cohetes y las cosas están muy difíciles para aquellos que buscamos trabajo. Sin embargo, hay algo que no podemos dejar de hacer si queremos tener, como mínimo, las mismas posibilidades que el resto de los candidatos a un determinado puesto:

Ser conscientes de la realidad en la que vivimos

En palabras de Michael S. Hart, creador del Proyecto Gutemberg, "Las personas sensatas intentan adaptarse al mundo. Los insensatos pretenden que el mundo se adapte a ellos".
Dicho de otra manera, el escenario ha cambiado, y en consecuencia, también debe hacerlo nuestra manera de actuar y de buscar empleo. Por lo tanto, en este post voy a desgranar lo que desde mi punto de vista es buscar empleo en el año 2012. Y para ello hablaré de algunos de los cambios importantes que se han producido en los últimos años. Muchos de ellos son evidentes pero  la verdad es que cuando sales a la calle y hablas con la gente, te das cuenta de que algunos todavía no los han visto (o no los han querido ver):

  • El currículum vitae (CV) es sólo una herramienta más y cada día está perdiendo más fuerza. Ya no se pueden echar CV por todas partes y sentarse en el sofá a esperar que suene el teléfono. Pero no nos llevemos las manos a la cabeza. Todavía podemos ser creativos con nuestro currículum intentando darle un enfoque original que destaque o incluso animarnos a grabar un videocurrículum. Si os interesa el tema de los videocurrículums os recomiendo este blog.
  • Las ofertas de empleo no están (sólo) en los periódicos y en los tablones. Ni siquiera en las páginas de empleo de Internet. El uso de las redes sociales y el networking, cobran más fuerza cada día y no nos podemos permitir quedarnos fuera. Y cuando hablo de uso de redes sociales no me refiero a estar registrado y tener un perfil estático, sino a ser activo, participar, comentar, compartir y crear contenido. Así, con suerte te enterarás de las conferencias, ferias o charlas más importantes de tu sector. Y sin duda, todos esos eventos serán un buen momento para hacer algún contacto.
  • La formación es importante, pero hay más cosas. Cada día nos valoran más por nuestras capacidades, nuestras aptitudes y nuestras actitudes (sí, con "c"). Éstas a menudo no se reflejan en nuestra formación y el seleccionador intentará sacar petróleo de la entrevista, y del proceso de selección en general, para saber si eres la persona que más se ajusta al perfil que busca. Hay que estar preparado para hacer los más variopintos procesos de selección, desde exámenes a psicotécnicos pasando por las dinámicas de grupo.
  • La marca personal y la red de contactos son tu mejor baza. Los profesionales del personal branding suelen decir que si llegas a desarrollar una marca personal fuerte, dejarás de ser tú el que busca empleo, y serán los otros los que buscarán una solución, para la cual, entre todos los candidatos, tu puedes llegar a sobresalir. Así que en cierto modo, la tendencia es a invertir el proceso tradicional de selección, de manera que, frente al modelo de poner un anuncio y esperar a que los candidatos se presenten, cada vez más, las empresas buscan en Internet perfiles que se ajusten a sus necesidades y se ponen en contacto con ellos.
Seguro que se me olvidan muchas cosas relevantes a la hora de buscar empleo, y por supuesto todo lo que he dicho es discutible. No obstante, me gustaría lanzar al aire un pequeño consejo:


Crea contenido, demuestra lo que sabes

Muévete, comunica y comparte lo que sabes y lo que te interesa. Tienes a tu disposición un montón de herramientas que te van a facilitar hacerlo y que te darán visibilidad (y aún por encima gratis). Puedes hacerlo a través de un blog o directamente en las redes sociales, pero hazlo. Una bitácora propia, o un timeline interesante, es el mejor CV que puedes tener. Al fin y al cabo, hoy en día es necesario que aparezcas en google cuando escriban tu nombre: cúrratelo.

Al oír esto muchos levantan la ceja y empiezan a decir el clásico "no tengo tiempo para eso". Pero la realidad es que si quieren competir por los escasos puestos de trabajo que se nos presentan en la situación actual, tendrán que tomarse la búsqueda de empleo como un trabajo a tiempo completo al que deberán dedicar 8 horas diarias, y aún más si fuese necesario.

Pero, y si todo sale mal, y si todo el esfuerzo no se traduce en un empleo decente. En ese caso, yo soy de los que piensan que  siempre habrás sacado algo positivo. Como mínimo habrás aprendido a dominar unas cuantas nuevas tecnologías, habrás leído mucho y escrito en tu blog, y con un poco de suerte te habrás labrado cierta reputación y marca personal, a la par que una red de contactos, que a la larga se pueden traducir en una oportunidad de empleo. Incluso puede ser que por el camino encuentres un modelo de negocio y te montes por tu cuenta:

¿Por qué no? 

Y hasta aquí una entrada, que si bien no coincide exactamente con la temática del blog, se me ha antojado escribirla gracias a una serie de blogs que he estado leyendo últimamente. Aquí os los dejo por si queréis leer más sobre empleo o marca personal:
Por último, os recomiendo ver una pequeña charla de Enrique Dans sobre marca personal donde cuenta su experiencia con su blog y las claves para labrarse una reputación online:



Recuerda: si te ha gustado este post, comenta y ayúdame a difundirlo por las redes sociales con los botones del final de la entrada. Y si te gusta el blog puedes seguirlo vía RSSsiguiéndome en twitteren Facebooken Linkedin o en Pinterest.

No hay comentarios:

Publicar un comentario